Psicoterapia y Psicoanálisis Online psico1x1@gmail.com    695906728














Ansiedad






La ansiedad es una sensación de inquietud y

desasosiego que nos hace permanecer alerta y

en tensión.


En ocasiones esta sensación puede ser útil

pues nos ayuda a estar preparados cuando

un posible peligro nos amenaza.


Pero no siempre nos ayuda. En muchas ocasiones es excesiva, sin sentido, frustrante; nos imposibilita el desempeño de nuestras tareas cotidianas. No solo nos nos previene del peligro sino que es un peligro es sí misma puesto que nos desconcentra, nos impide realizar nuestra vida con naturalidad. En estos casos hay que tratarla.

El miedo es una respuesta de tipo emocional ante una amenaza, ya sea real o no. Tiene un carácter de inminencia. La ansiedad es también una respuesta emocional pero ante una amenaza futura, es pues, una respuesta anticipatoria. Evidentemente miedo y ansiedad van unidos con frecuencia. El miedo nos prepara para la defensa o la fuga y la ansiedad nos hace estar alerta.





Trastornos de pánico




Un ataque o crisis de pánico se define como una

sensación repentina de miedo intenso o de

grave malestar que alcanza su máximo en cuestión de

minutos.




Con frecuencia las crisis o ataques de pánico son inesperados, a diferencia de las fobias específicas.





Trastorno de ansiedad generalizada TAG




Se caracteriza por una ansiedad y preocupación

excesiva que está presente en el sujeto

durante la mayor parte de los días y

que suele estar en relación con el trabajo,

familia, o diversas actividades.




A estas personas les es muy difícil controlar su vida porque la preocupación y la angustia dominan la mayor parte de su tiempo. Están como atrapados en una vida que no pueden vivir satisfactoriamente.

En general se fatigan con frecuencia, no se concentran, los problemas musculares o de tensión músculo-esquelética son frecuentes y no duermen bien.

El trabajo, las relaciones familiares, sexuales y sociales se ven alteradas.

Ellos suelen ser conscientes de que su preocupación es excesiva pero no son capaces de salir de esta situación.







Etiología - Causa de los trastornos de ansiedad



Los Trastornos de Ansiedad reconocen un origen que está basado en una forma de interpretar la vida, una manera de comportarnos ante ella. En general, en todos los tratados y publicaciones se alude a diferentes causas: Traumas sufridos en la vida, estrés, genética, enfermedades, drogas y así un largo etc. Ahora bien, todos hemos pasado por estas situaciones y no nos afectan por igual. Ni siquiera ante un mismo problema reaccionamos desarrollando el mismo trastorno psicológico. No ocurre como con las enfermedades infecciosas en Medicina. Aquí, el virus del Sarampión produce la enfermedad del Sarampión pero no produce la enfermedad de la Parotiditis ni la Tuberculosis ni la Poliomielitis, y así otros muchos ejemplos. Así pues, en Psicología, y hablando en general, nos podríamos preguntar ¿Qué hace que unas personas tengan unos padecimientos y otras no? ¿Por qué entre los hermanos de una familia con problemas no se presentan los mismos trastornos?

Hay una respuesta.




Síntomas



Los Síntomas de los trastornos de ansiedad suelen ser:

Sensación de nerviosismo, agitación o tensión.
Sensación de peligro inminente, pánico o catástrofe.
Aumento del ritmo cardíaco.
Respiración acelerada (hiperventilación).
Sudoración.
Temblores.
Sensación de debilidad o cansancio.
Mareos e inestabilidad.
Contracturas, dolores musculares.
Problemas para concentrarse o para pensar en otra cosa que no sea la preocupación actual.
Tener problemas para conciliar el sueño.
Padecer problemas gastrointestinales.
Tener dificultades para controlar las preocupaciones.
Tener la necesidad de evitar las situaciones que generan ansiedad.
Y otros semejantes.




Pronóstico



Estos trastornos tienen un pronóstico que puede oscilar entre: obtener una franca mejoría, hasta la evolución a la cronicidad. Según las publicaciones habituales La crisis de ansiedas suelen durar meses, años y a veces toda la vida. Suelen existir fluctuaciones en su evolución. Es decir, que no tenemos seguridad en cuanto al tiempo que vamos a padecer de ansiedad. Pero algo sí podemos decir al respecto. El fondo del carácter de la persona ansiosa sigue siendo así toda la vida, excepto que cambie los criterios de pensamiento que la llevan a interpretar su vida tal como lo hace.

Y sí, puede usted confiar en que SÍ se puede hacer.




Nuestro Tratamiento



El tratamiento de estos trastornos según la mayoría de las publicaciones, se basa en diversos métodos como la Psicoterapia, la farmacología y por último y más definitivo el cambio completo de nuestra forma de comportarnos yde pensar ante las circunstancias de la vida.

Decíamos que hay una respuesta para explicar porqué determiandos acontecimientos traumáticos en la vida afectan de forma desigual a las diferentes personas. Esta respuesta no está basada en el exterior de la persona. Esta respuesta se fundamenta en la forma en que el niño/a ha interpretado los acontecimientos que le ocurrieron. Ha sido esta forma de respuesta ante la vida, respuesta inconsciente, la que modulado nuestra vida. En una familia, pongamos un ejemplo, en la que uno de los padres es: alcohólico, o maltratdor, o frío afecticamenete..., no todos los hermanos salen igual ante la vida. Algo diferente ha ocurrido. Esto es lo que descubrimos aquí. Esto es lo que buscamos, que sea el propio paciente el que pueda verlo, sentirlo y asumirlo y por supuesto cambiarlo si así lo desea.

Usted se conocerá a si mismo, sabrá qué, cómo, y porqué de sus problemas. Y aprenderá a cambiar su posible sufrimiento y malestar. Eso sí, este cambio no ocurrirá sin su esfuerzo por comprenderse, aceptarse y cambiarse. No se puede modificar el pensamiento de una persona sin su consentimiento, sin su colaboración. Este cambio de forma de pensar, de vivir, es lo que buscamos conjuntamente con usted. El resultado es definitivo puesto que cambiamos la forma en que nuestro crebro realiza sus asociaciones mentales. No conseguimos que usted sea una persona "superior", ni se consigue borrar para siemre el sufrimiento y el malestar. Pero sí lo suficiente como para que el saldo de la vida sea francamente positivo, alegre, vital y aflore el deseo personal. En resumen: Una vida mejor, más libre y más placentera.



Asociación Psicología Uno por Uno